fbpx
Seleccionar página

Es imprescindible para cualquier negocio que tus clientes sepan que existes, lo que puedes hacer por ellos y otro dato importante, que se acuerden de tí cuando lo necesiten.

La tarjeta de visita es una presentación y además un recordatorio físico de quien eres, a qué te dedicas y como puede contactarte.

Conoces a un posible cliente un Congreso, Feria, Networking o cualquier otro evento, hemos estado comunicándonos con esa persona, hablándole de nuestros servicios, escuchando sus necesidades, e incluso ha podido guardar en su móvil nuestro teléfono, pero… Cuando volverá a verlo en su agenda? La tarjeta de visita termina siendo un elemento que está en su cartera durante unos días o quizá en su escritorio, incluso pueden llegar a un tarjetero o un cajón y si en ocasiones irá directamente a la basura.

En todos estos caso implica:

– Cuando se la damos su mente une nuestra cara (y como le hemos hecho sentir) y la tarjeta.

– Cada vez que vea la tarjeta de manera más o menos consciente se acordará de nosotros gracias a la conexión creada, que incluso en el caso de que la tiré ya es una más que si no se la hubiéramos dado. En el mejor de los casos la tarjeta andará de un lado a otro hasta que llegue el día de necesito este servicio.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
1
¡Hola! Me llamo Aloha Gran, ¿cómo puedo ayudarte?
Powered by